BSC se reencontró con el triunfo este domingo en su estadio venciendo 3-1 a LDUL. Victoria importantísima por muchos aspectos. Primero, se sumaron tres puntos. Segundo, se ganó después de tres jornadas, lo cual ayuda muchísimo a bajar tensiones, pues sí no se ganaba ayer, el ambiente para futuros partidos iba a ser demasiado denso. Y tercero, se le ganó a un rival directo como LDUL, que es tercero en la acumulada, y que ahora sólo se encuentra a un punto de distancia.

Lo triste fue ver que sólo 6 mil personas pagadas asistieron al Monumental, dejando una pírrica recaudación de $30 mil. Con ese dinero no alcanza ni para pagar el sueldo mensual de Federico Nieto. ¿Porque razones no asiste más público al estadio?, pueden existir muchas razones pero lo cierto es que la única manera para tener buenas asistencias es cosechando buenos resultados.

La hinchada de BSC, está como una mujer engañada. Tiene temor de volver al estadio por que no quiere salir decepcionada. Igual pasa con aquellas mujeres que tienen miedo a volverse a enamorar. No quieren ilusionarse nuevamente porque ya tuvieron malas experiencias.

BSC está arrancando una nueva etapa, prácticamente de cero, pero su hinchada está desmotivada y distante. Por eso no se acerca en gran número a brindarle ese cariño al equipo desde las gradas, como debe de ser. Se asemeja a aquellas relaciones de parejas que se enfrían, caen en monotonía, es decir se quieren pero más por costumbre. ¡Se les acabó la pasión!

Lo positivo de todo esto es que ambos casos tienen solución. No es tarea sencilla pero si es posible. ¿Cómo volvemos a conquistar a una hinchada que tiene roto el corazón?, pues de la misma manera que uno vuelve a enamorar a una mujer decepcionada. ¡Dándoles seguridad y confianza! Ya el verbo se terminó, ahora es momento de actuar y punto. Ya BSC dió demasiada ventaja en la era Ischia, en cuanto a trabajo y resultados. Existe un plantel competitivo como para ser protagonista en cualquier cancha, la dirigencia está en su deber de mantenerlo al día en sus haberes para que este rinda. Si no tienes a un plantel contento pues no puedes exigir. ¡Es momento de hechos y no palabras!

Si el hincha se ha alejado del estadio es porque no tiene la motivación que necesita para asistir. Como a una mujer que ha perdido el interés en una relación, uno debe volver a prender esa llama a punta de detalles. Una rosa, una cena romántica, un gesto cariñoso ayudan a mantener el romance. De igual forma, esta afición amarilla necesita de detalles que lo acerquen más a su equipo. ¿Que detalles necesita esta afición para volver al estadio? Aparte de resultados positivos, que es lo obvio, necesita espectáculo, protagonismo. Necesita por ejemplo de un Banguera sobrio, de un Checa seguro, de un Perlaza aguerrido. Necesita de un Boalños incansable, de un Oyola líder, de un Martínez influyente, de un MJQ cerebral y gravitante. Necesita de un Penilla encarador, de un Esterilla desequilibrante, de un Nieto goleador o de un Blanco decisivo.

Muchos pensarán que vivo en un mundo de fantasía, pero es todo lo contrario. Es el momento para que de una buena vez BSC demuestre con su riqueza de plantilla que tiene como pelear el campeonato. Aunque aún hay mucho por corregir, lo cierto es que si los toreros logran repetir fecha a fecha partidos como el que hicieron ante LDUL, ténganlo por seguro que pronto se habrá recobrado el idilio entre la hinchada más grande del país y su equipo. Sólo así BSC tendrá una media de 30 mil hinchas por partido, que es lo que merece. Eso si, para que ese amor perdure, debe ser constante y lleno de detalles.

Relacionado:  ENFERMO DE GRAVEDAD: La realidad del fútbol ecuatoriano