Sin duda el partido que jugaron Argentina y Suiza fue uno de los más vibrantes que vivieron los argentinos. Una gran micro sociedad entre Palacio, Messi y Di Maria les dieron la victoria en el tiempo suplementario.

El vestuario se transformó en una verdadera fiesta y volvieron a dedicar sus canticos a los brasileños

Relacionado:  Se creará “guía del buen hincha”