Luis Suarez, jugador de Liverpool, no pudo contener las lágrimas después de que su equipo empatara con Crystal Palace (3-3) y se quedara con posibilidades muy remotas de coronarse campeón de la Premier League.

Relacionado:  Prensa inglesa asegura que el Barça ya ha cerrado el fichaje de Luis Suárez