Ya no es novedad escuchar sobre el mal momento de BSC. El equipo más popular del país marcha noveno entre doce equipos, y la derrota del Clásico no hizo otra cosa que agravar la crisis. Definitivamente la mayoría de los dardos apuntan a Ischia como principal responsable. Y es que es evidente que los toreros después de seis fechas no encuentran un patrón de juego que les permita desarrollar un fútbol efectivo.

La realidad es que BSC no solo que está en la obligación de ser protagonista por ser BSC, sino que además hoy por hoy tiene el mejor plantel del país. En pocas palabras, el Presidente del club para este 2014 le apostó a los grandes nombres.

La lógica dicta que al traer a los Nieto, Laurito, Saritama, Motta, Suárez, Bolaños, Checa, etc, sumado a la gran base nacional que ya posee, debería ganar la mayoría de sus partidos trotando, pero en el fútbol ya no solo se gana con NOMBRES sino con HOMBRES. Prohibido olvidar que ese desdibujado BSC 2013 que dejó Costas en una posición muy incomoda, fue entregado a Luis Soler, que en poco tiempo no solo que lo mejoró considerablemente en su fútbol, sino que lo terminó clasificando a Copa Sudamericana, y estuvo a muy poco de meterlo en Libertadores.

Sin embargo la dirigencia canaria optó por no renovarle el contrato y traer a un DT de mucho más nombre como Ischia, un viejo capricho del Presidente. ¿Era lo más sensato prescindir de los servicios de un entrenador que supo enderezar el rumbo? Yo creo que no. El nombre al final del día pesó más.

Los dos últimos jugadores en llegar a este BSC, fueron Motta y Saritama. Lo de Motta por un lado tiene algo de sentido, pues tanto se habló que este equipo solo precisaba de un organizador para que empiece a funcionar. Pues llegó y sigue sin funcionar el equipo.

Lo de Saritama, otro gran nombre, ¿es realmente un jugador que necesite este BSC? ¡No lo necesita! Aparte sabemos lo que cuesta Saritama y cual es la actual economía del club. En los dos últimos partidos se les inventó un puesto tanto a Motta como a Saritama, y el resultado de aquello ya lo conocemos. Si ambos no están en un nivel como para ser titulares pues simplemente no deben jugar, y deben ser otros HOMBRES los que ocupen su lugar por el bien del equipo.

Nieto y Laurito son grandes delanteros, y su baja producción hasta el momento, se debe en gran medida a las pocas jugadas de gol que crea el equipo, sin embargo, el atacante que ha demostrado estar hoy en mejor nivel se llama Eli Esterilla. Lamentablemente para él, aun no tienen la oportunidad de ser titular y son pocos los minutos que le da en cancha Ischia, donde demuestra ser desequilibrante. No es un gran NOMBRE y por ende casi no juega.

BSC debe tenerlo ya de lección que cuando apuesta por los grandes NOMBRES antes que al equipo, el resultado no es el óptimo. ¿Alguien se acuerda el plantel que armó BSC en el 2008 y como terminó ese año?

¿Porque no tomar el ejemplo de su rival de patio? Emelec el campeón ecuatoriano y protagonista de nuestro torneo los últimos cinco años, apostó en el 2010 por un ilustre desconocido llamado Jorge Sampaoli, y actualmente Gustavo Quinteros, su exitoso DT desde hace más de un año y medio, fue contratado del fútbol boliviano, la cenicienta de Sudamérica. No eran grandes NOMBRES pero si fueron grandes HOMBRES para el club.

Adicionalmente, los eléctricos apuestan por procesos y mantienen una base de jugadores con muy pocos incorporaciones, lo cual les ha garantizado pelear el titulo nacional año tras años.

En conclusión, más que NOMBRES, los equipos exitosos deben apostar siempre por los HOMBRES que le permitan llegar a un mejor colectivo.

Relacionado:  #NúmerosCampeonatoNacional // Por Jaime Macías