Leo Messi aprovechó el tiempo libre concedido por el seleccionador Alejandro Sabella en la jornada de este martes -día del padre- para grabar en su piel unos detalles que le han cambiado la vida: el nombre y las manos de su hijo Thiago.

El crack argentino del Barça, que ya lucía un tatuaje con el rostro de su madre en el omóplato izquierdo, se practicó dicho tatuaje en los gemelos de su pierna izquierda.

La imagen, que probablemente dará la vuelta al mundo, la difundió este miércoles la cuenta de Twitter @LeoMessifanclub, que no dudó en destacar que Leo ya lleva a su hijo "en la piel".

Relacionado:  (VIDEO) PARA ROMPER EL CONTRATO: Tremendo 'blooper' de un arquero