El defensa del Club Sport Emelec Gabriel Achiler agradeció a Dios por el buen momento que vive no solo tuvo la bendición de anotar y darle la victoria Emelec también será padre por tercera vez por lo que tiene mucho que agradecer.

“La verdad fue una bendición llegamos en el momento justo los compañeros me decían que vaya a cabecear, Fulton me gritaban que vaya a cabecear y fui motivado y salió el gol”.

“El éxito se debe a Dios, el grupo está comprometido y sabemos claramente a dónde queremos llegar, vamos paso a paso y seguir con la misma humildad”, acotó.

Por último detalló que el partido fue complicado peor que este tipo de cotejos son lo que se disfrutan más cuando se ganan y esperan seguirle dando alegrías a la hinchada.

“La verdad vivimos con mucha intensidad gracias la hinchada también que nos apoya y esperemos seguir triunfando. Muy felices por esta bendición”, apuntó.

Relacionado:  (FOTOS) Bagüí salió lesionado en el Liga vs Emelec