Mamadou Lamine, un niño de 9 años de orígen senegalés ciego cumplió su sueño de conocer a sus ídolos de Barcelona y se animó a reconocer a cada uno de ellos al tacto.

El joven, que nació con una patología conocida como anomalía de Peters que le afecta a los ojos y le impide ver asistió a un entrenamiento en la Ciudad Deportiva y luego pudo hablar con cada uno de los jugadores del plantel blaugrana.

Ha tocado unos rizos y ha dicho: “¡Puyol!”. Estaba nervioso pero poco a poco ha establecido conversación con ellos. “¿Cómo es que marcas todos los penales?”, le preguntó a Messi. Abidal, Thiago, Alexis, Xavi, entre otros, pudieron saludar también a este joven de Lérida que además se llevó una camiseta firmada por todos ellos y muchos productos del merchandising del Barça.