Salieron con todo en Iquique pero el precio de atacar de principio a fin a veces tiene consecuencias y pasó factura al Emelec que perdió 2-0 ante los Dragones Celestes en la Copa Libertadores.

Emelec en busca de ganar o ganar dejó muchos espacios que fueron aprovechados muy bien por el equipo chileno quienes con poco o nada hicieron desesperar al equipo eléctrico y hacerles perder el orden.

Un primer tiempo del olvido para los azules en tierras chilenas su idea de ser ofensivos desde el principio les surtió efecto a medias ya que quedaron descompensados atrás y dejaron muchos espacios. El contraataque de Iquique fue mortal para Emelec ya que haciendo poco marcó dos goles.

Al minuto 14 llegó la primera cuando un pase desde la mitad de la cancha que parecía sencillo de rechazar se le escapó a Baguí dejando a Ormeño con el camino para meterse al área chica y abrir el pase que aprovechó Sebastián Ereros para desviar la trayectoria hacia el arco.

Nuevamente Emelec atacaba más pero al minuto 21 un pelotazo de Ormeño buscando despejar fue aprovechado por Manuel Villalobos quien armó el contraataque se fue internando al centro del área y sacó un remate cruzado a ras de piso imposible de alcanzar para esteban Dreer.

La segunda etapa Emelec fue el protagonista tuvo muchas pero el gol no quiso llegar a la garganta de los emelecista llegaron, llegaron y la defensa celesta ahogó toda chance.

Gustavo Quinteros ingresó a Pablo Zeballos y Fernando Gaibor quienes mejoraron el juego en conjunto de Emelec pero no el gol nunca llegó.

La más clara estuvo en los pies de Marlon de Jesús quien solo frente al arquero quizá poner el balón cruzado a una esquina y se fue rozando el palo.

La noche no pudo ser pero para Emelec y a pocos minutos del final a los 78 el defensa Gabriel Achilier fue expulsado por agredir a un jugador de Iquique.

Relacionado:  (AUDIO) CON LA 'BENDICIÓN' DE BOCHINI: Leyenda de Independiente elogió a Gaibor