1 de febrero del 2013 será un día especial, definitivamente, para Geovanny Nazareno, pues esa fecha terminó su suspensión que se le había impuesto para toda competición local e internacional por la FIFA, al comprobar que utilizó sustancias prohibidas en un partido disputado durante la pasada Copa América.

Las palabras de Nazareno al ser habilitado para poder jugar fueron «Estoy contento, emocionado por poder volver a jugar, es como volver a nacer».

Y vaya que éste jugador ha vuelto a nacer y en una “versión mejorada”, el ala izquierda de Barcelona ha sido, en estos dos partidos, la más peligrosa del cuadro canario, por donde más se ha desarrollado fútbol

Luego de sus intervenciones en los partidos ante Liga de Loja y Nacional de Montevideo, Nazareno ha demostrado que en la para no dejó de trabajar en sus falencias, dejó a un lado la inconsistencia en su transición ataque-defensa y aprendió a ganar la última línea con claridad, pareciese como si nunca dejó de jugar, su nivel físico es envidiable.

Por algún momento, el cuadro amarillo no debe preocuparse por esa zona, en esta instancia, Barcelona gana por partida doble, ya que tiene a otro gran jugador en esa posición que deberá depurar su estilo para ganar minutos, Roosevelt Oyola

Relacionado:  FUERON PROMESA: Tenían potencial, pero no llegaron lejos