Las lesiones de tibia toman un tiempo de recuperación de tres a cinco meses fuera de las canchas según se conoce de otros casos de futbolistas que han sufrido esta lesión y de textos médicos de traumatología.

Al contactarnos con algunos especialistas la fractura de tibia es una de las lesiones más complicadas que puede sufrir un futbolista por el prolongado tiempo de recuperación tanto si es necesaria la cirugía o no.

Esta fractura amerita operación obligatoria en caso de que el hueso se rompa en varios pedazos mientras que si la fisura es lineal (no hay fragmentos) se puede tratar con yeso.

En ambos casos el tiempo de recuperación en futbolistas es parecido tres meses de recuperación y descanso y dos meses para ganar fuerza y volver a caminar con normalidad.

Es obligatorio trabajar la fuerza y la flexibilidad de los músculos de la pierna para lograr una perfecta recuperación.

Cabe señalar que en caso de haber fractura expuesta es decir que el hueso atravesó la piel y que la fisura no sea lineal (que el hueso se dañó en varios pedazos) la recuperación supera los ocho meses porque se debe colocar pernos metálicos en la pierna.

Relacionado:  EN TODAS LAS PORTADAS: Arturo Mina, protagonista tras su gol ante Boca