El joven delantero Neymar presentó en Río de Janeiro la nueva camiseta de la selección brasileña, que será utilizada durante la disputa de la Copa Confederaciones 2013 y que será estrenada el miércoles próximo en el amistoso con Inglaterra en el mítico estadio de Wembley, en Londres.

Pese a las innovaciones tecnológicas destacadas por Nike -la empresa patrocinadora de los “pentacampeones”-, la prensa brasileña destacó que el modelo de la nueva camiseta es muy parecido al utilizado en la fracasada campaña del Mundial de Italia 1990, en el que Brasil resultó eliminado en octavos, al caer ante Argentina.

El flamante seleccionador de Brasil, Luiz Felipe Scolari, sin embargo, pareció inmune a los malos recuerdos y reiteró su confianza en que Brasil brillará en “su” Mundial.

“Ya le hemos pedido a Nike que prepare una nueva camiseta, con seis estrellas, para mediados de 2014 del próximo año”, dijo “Felipao”, al aludir en tono de broma a su confianza en la conquista del sexto título en el año próximo.

La prenda es una camisa polo en color amarillo, con cuello verde y cinco estrellas sobre el escudo de la CBF. Además, incluye en la parte interna del cuello la figura de un canario -en una alusión a la “canarinha”, como es conocida la selección brasileña- y la frase “Nacido para jugar al fútbol”.