Durante la última sesión de la FEF se detalló que cuatro clubes de la serie A se encuentran suspendidos por deudas y de no cancelar no podrán jugar en el inicio del campeonato.

Barcelona, Deportivo Quito, Macará y Deportivo Cuenca son los equipos suspendidos y deberán pagar hasta horas antes del arranque del torneo.

Deportivo Quito es el más adeudado con un monto a pagar de 508.00 dólares y con otra deuda por vencer de 400.000.

Le sigue Barcelona Sporting Club con una deuda a la Universidad Católica de 125.000 dólares que de no cancelarse le impedirá jugar en el arranque del torneo.

El Macará de Ambato también se encuentra suspendido y debe cancelar 22.500 dólares mientras que el Deportivo Cuenca debe 25.700.

Cabe recordar que en el tema deudas cuando la FEF falla a favor de la persona o equipo que reclama montos pendientes, el ente establece los pagos en un tiempo determinado y de no cumplirse se suspende al Club.

Relacionado:  TRAS EL DESCENSO: Jugadores del Dep. Quito venden ropa y productos