Que las negociaciones sean entre clubes y sin intermediarios o empresarios. Ese es el reto que se ha propuesto la FIFA con el proyecto denominado Global Player Exchange.

La FIFA busca ofrecer a los clubes un servicio de paga que ayudará a que los clubes negocien directamente entre sí e intercambien información sobre los futbolistas disponibles para un fichaje.
La idea es "revolucionar" el mercado evitando la participación de empresarios quienes solo en el 2012 cobraron un promedio de 28% del monto total de las transacciones internacionales realizadas.
Los clubes han señalado a la FIFA que frecuentemente tienen que depender de intermediarios que elevan el costo de las transferencias y con el sistema Global Player Exchange se busca evitarlo.
"Estos nuevos servicios opcionales tendrán el mismo objetivo central: mejorar la transparencia", informó la FIFA en un comunicado.
Este tema se analizará los días 20 y 21 de marzo cuando el directorio se reúna en la sede de la FIFA en Zurich.

Relacionado:  Supervisor de candidaturas a los mundiales 2018-2022, suspendido por 7 años