El defensa Mariano Mina, retorna al Deportivo Cuenca luego de cuatro años y no escondió sus sentimientos al ratonar a uno de los clubes que le dio sus mayores alegrías.

“Siempre uno recuerda lo bueno que deja cada momento de la vida. Esperemos volver a repetir ese gran año, además, llenar las expectativas del cuerpo técnico y la dirigencia”, manifestó el jugador.

Sobre su aclimatación a la altura y la adaptación al grupo, dijo que a medida que pasen los días se irá acoplando sin problema.

Deportivo Cuenca, continúa su trabajo a doble turno. Mañana cambiarán de escenario y desde las 07h00 entrenarán en el parque el Paraíso, luego volverán a seguir el plan en el complejo de Patamarca.

Relacionado:  Erazo "La actitud fue la clave"