COMPARTIR:

Fuente: mediotiempo.com

La situación de Renato Ibarra y la denuncia en su contra por violencia hacia su pareja, Lucely Chalá, se va complicando más. Este sábado, el futbolista ecuatoriano fue trasladado al Reclusorio Norte, donde seguirá el proceso en prisión preventiva.

Luego de que familiares de la mujer y amigos de Renato rindieran sus declaraciones el viernes, el jugador se mantuvo recluido en el Ministerio Público Tlalpan 2-3, hasta las 18:10 del sábado 7 de marzo, por lo que deberá continuar el proceso en los separos del Reclusorio.

Te podría interesar:   Confían en que Gonzalo Plata costará $60 millones en 3 años

El sudamericano no llegó a ningún acuerdo con la familia de su pareja, la cual aún se encuentra hospitalizada y con riesgo de perder al bebé que espera. Los abogados de Chalá presentaron pruebas que fueron clave para tomar la decisión.

¿POR QUÉ LO TRASLADAN?
Un Ministerio Público tiene 48 horas para realizar las investigaciones correspondientes y obtener pruebas que permitan acreditar o demostrar la existencia del delito o, por el contrario, para ponerlo en libertad en caso de que no haya elementos suficientes para sostener que el detenido debe responder por el delito.

Te podría interesar:   (VIDEO) Valencia: "No llevo ni un año y ya he ganado 2 títulos"

En este caso, se abre el acto de vinculación a proceso, por lo que fue trasladado al Reclusorio Norte, Ibarra será puesto a disposición del juez para que se le juzgue por el delito imputado.