COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Mario Balotelli explotó y quiso aclarar que siempre es cabeza de turco de todas las cosas que suceden a su alrededor, cuando de muchas no tiene la culpa.

Para escenificarlo, el italiano explicó porque vistió la ya famosa camiseta de “Why always me?” cuando marcó al Manchester United defendiendo los colores del City. Una frase que se asoció a su capacidad goleadora, pero que en verdad era un reclamo a como siempre era objetivo de toda serie de críticas.

La noche anterior a la goleada citizen (6-1) en el derbi, en la casa de Balotelli explotaron una serie de fuegos artificiales, en un nuevo episodio cómico y loco del delantero. Pues bien, ‘Super Mario’ no se encontraba esa noche en su domicilio. “Cuando el apartamento de Manchester se incendió, ni siquiera estaba en la casa. De todos los accidentes, un par han sido por mi culpa, tres como máximo. Todo lo demás es fantasía, prejuicio y cuentos de hadas”, explicó ya cansado el jugador del Brescia. Por lo que la frase, más que por su fútbol, iba porque siempre estaba en el foco de todos los problemas.

Te podría interesar:   Balotelli vuelve a los escándalos: agarró como pelota la cámara de fotógrafo para desquitarse de una derrota

De hecho, este fin de año se encontró el coche de Balotelli estampado a las 6 de la madrugada y rápidamente se involucró al delantero con lo sucedido. “Escribieron sobre mi accidente y yo ni siquiera estaba allí. No iba en ese coche. Y el otro día había un artículo sobre mí pasando la noche en Padua hasta la madrugada. Sí, estaba allí. Fui a cenar y luego a beber con mis amigos hasta las 2 de la mañana. Pero a la mañana siguiente no había entrenamiento y de todos modos fui a trabajar”.

Te podría interesar:   Interés real del Inter de Milán por Semedo

Balotelli, con muestras de cansancio, reclamó que “¿quieren saber que es verdad? Entonces que me pregunten. Que se informen. No creen un escándalo donde no lo hay”.

Sea como sea, hay otras tantas polémicas de las que el delantero no ha querido dar explicación, como los dardos que lanzaba a los juveniles del Manchester City, o las numerosas multas que tiene por velocidad. “Why always him?”.

Te podría interesar:   En PSG ya ven qué jugador del Barça les conviene más al negociar por Neymar