COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El Chelsea cayó por tres goles a uno ante el Everton como visitante por una nueva jornada de la Premier League. Fue una mala tarde para el equipo de Frank Lampard, especialmente para su arquero Kepa Arrizabalaga.

El español prácticamente regaló un gol al ceder mal un balón a su defensa y luego tener una reacción muy tardía. VIDEO:

Te podría interesar:   UEFA espía al City: se expone a una sanción