COMPARTIR:

Fuente: Diario Olé

Fue una mañana agitada en Núñez, pero nada tuvo que ver el plantel de Gallardo, que vuelve a entrenarse por la tarde en el predio de Ezeiza. ¿Qué pasó? El Monumental debió ser evacuado preventivamente luego de que la Policía recibiera un llamado anónimo con una amenaza de bomba.

Efectivos de seguridad se presentaron en el estadio de River y desalojaron dirigentes, deportistas, alumnos y empleados varios para realizar los controles pertinentes y, una vez que constataron que no había ningún artefacto explosivo, reabrieron las puertas y continuaron con las actividades de forma normal. 

Te podría interesar:   RUMBO AL TÍTULO: Los partidos que le quedan a River y Boca

Según fuentes policiales, el llamado ocurrió cerca de las 9 de la mañana y una de las hipótesis que manejan es que, en plena época de exámenes finales, fue un alumno del colegio secundario para zafar o al menos tener un rato más para estudiar.