COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Parece que la magia sigue intacta, y todavía en actividad con 35 años, Robinho dejó en ridículo nada menos que a Rivaldo, con una serie de lujos que finalizó con un caño tremendo.

Te podría interesar:   Hubo amenaza de bomba en el Monumental de River