COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Francia finiquitó este domingo la fase de clasificación con un triunfo en Albania (0-2) que hace que finalice como líder de grupo y le deja a expensas de lo que hagan terceros para ser o no cabeza de grupo. El culé Antoine Griezmann, que jugó todo el encuentro firmando una asistencia y un gol, fue el más destacado del cuadro ‘bleu’ en el que también fue titular y completó todo el duelo Clement Lenglet.

Tras vencer pero no convencer ante Moldavia el pasado jueves (2-1), el combinado francés quería lavar su imagen en el Arena Kombëtare de Tirana que se inauguraba en este encuentro, y lo hicieron, pero tan solo a medias. Porque no fue un encuentro excesivamente brillante en cuanto al colectivo, con Deschamps cambiando de sistema pasando a jugar con tres centrales siendo Lenglet el eje custodiado por Varane Kimpembe, pero sí se salvo un Antoine Griezmann que, con libertad de movimientos en el frente de ataque, fue protagonistas en los dos goles del duelo. En el minuto 8 se encargó de botar una falta desde el flanco derecho para que Tolisso rematase de cabeza a la red desde el punto de penalti logrando el que fue el séptimo gol consecutivo de Francia a balón parado. Y en el 31’ rompió este curioso e histórico registro (nunca antes había acontecido) al mandar a la red con su pierna derecha un balón que le sirvió Leo Dubois tras internarse en el área.

Te podría interesar:   'Muñeco' Gallardo confirma que seguirá en River

Tras las acciones comentadas, el partido no tuvo mucha más historia más allá de varias ocasiones de gol desperdiciadas por Giroud después de que Griezmann hubiese sacado escuadra y cartabón para dejarlo con todo a favor para marcar.

Francia finaliza líder de este grupo H en detrimento de Turquía, pero lo hace a expensas de que Alemania pierda ante Irlanda del Norte o España no gane frente a Rumanía para conseguir colarse en el sorteo de la fase de grupos de la Eurocopa siendo cabeza de serie.

Te podría interesar:   Sampaoli demanda al Santos