COMPARTIR:

Fuente: Diario Olé

En un partido caliente, que tuvo todos los condimentos que puede tener un clásico, Flamengo y Vasco da Gama empataron 4-4 en el Maracaná. Pero después del partidazo, se vivió un hecho repudiable antes de que los jugadores abandonaran el campo de juego. Es que una vez que el árbitro marcó el final del encuentro, algunos jugadores se cruzaron en el campo de juego, se armó un tumulto y todo terminó con una descalificadora agresión a Gabigol.

Todo sucedió cuando la figura del Fla y Fellipe Bastos, quien fue suplente, discutían acaloradamente mientras otros jugadores intentaban separarlos. En ese momento, André Souza, dirigente de Vasco, se acercó al goleador y le metió un rodillazo en el muslo izquierdo.

Te podría interesar:   Zlatan critica a Cristiano: "El verdadero Ronaldo es brasileño"

“El me terminó pegando ahí. Estaba hablando con Fellipe, discusiones del juego, con la cabeza caliente, pero en ningún momento lo agredí. Son cosas que pasan en el campo de juego, todo es normal. Pero él (por Souza) vino y me atacó. No tuve reacción. Supongo que ni podía estar ahí. Creo que si la CBF lo ve, tomará las medidas necesarias“, explicó Gabigol antes de abandonar el estadio.

Te podría interesar:   D'Onofrio: "Gallardo se va a quedar hasta el 2021"

Además, Jorge Jesus, entrenador de Flamengo, también repudió lo sucedido: “Situaciones de discusiones son normales. Pero cuando un dirigente entra al medio del campo y agrede a los jugadores, como hizo este señor del Vasco, que no me interesa saber su nombre, es grave. Fue una falta de respeto para el Vasco, que tiene historia. Ese señor no tiene la capacidad para estar en el Vasco”.

Te podría interesar:   (FOTO) Neymar desafió a los hinchas de PSG con un gesto

Por otro lado, Marcos Braz, vice del Fla, también se lamentó por lo sucedido: “Hubo un problema en el campo de juego, parece que André, quien es dirigente del Vasco, pateó a Gabriel. Tiene poco sentido porque los jugadores pelean, discuten, pero se abrazan después, es una situación de ellos. Pero hay una situación diferente acá”.