COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Luego de una larga deliberación, la CONMEBOL decidió esta tarde que la final de la Copa Libertadores se la jugará en la ciudad de Lima en detrimento de Santiago de Chile donde no pudieron garantizar la seguridad en un país sumido en una convulsión social.

Con esto, la definición será este sábado 23 de noviembre en el Estadio Monumental de la capital peruana donde hace de local el Universitario de Deportes. El partido entre River Plate y Flamengo ya tiene casa.

Te podría interesar:   Hubo amenaza de bomba en el Monumental de River