COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

Kevin-Prince Boateng, que militó en el Barça como cedido de enero a mayo y ahora juega en la Fiorentina, habló del club azulgrana en una entrevista a la revista alemana Sport Bild. Especialmente interesantes fueron sus declaraciones sobre Ousmane Dembélé. ”Dembélé es como un niño para mí. Tienes que aceptarlo como es y sí, puede que llegue tarde a los entrenamientos de vez en cuando. Hay jugadores que lo hacen para desafiar pero con él es diferente. Simplemente es como un niño pequeño”, manifestó.

Te podría interesar:   Portugal se rinde ante Cristiano: "Nuestro señor de los goles"

En este sentido, aseguró que “El problema, y no solo con Dembélé, es que los futbolistas jóvenes profesionales ganan demasiado dinero. No puede ser que un joven que tiene 18 años gane cuatro millones netos al año. Y si percibe eso, el dinero debe ser invertido al momento de tal modo que él lo vea lo menos posible”. Volviendo al extremo francés, Boateng intentó defenderle: “Para mí sigue siendo un niño que fue lanzado a una piscina gigante. Costó 150 millones de euros de la noche a la mañana y ni siquiera entiende cómo funciona todo”.

Te podría interesar:   ¿Por qué Maradona habla así?

El internacional ghanés, de 32 años, admitió que era difícil jugar en el Barça. “Apenas jugué porque me encontraba muy por detrás de Luis Suárez”. Y se rindió finalmente a Leo Messi: “Es un fenómeno. No es humano. No lo son ni él ni Cristiano Ronaldo. Son alienígenas”.