COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

El volante brasileño Felipe Melo que actúa en el Palmeiras vuelve a estar en el ojo de la tormenta al hacer un gesto provocador a la hinchada del Cerro Porteño antes del partido de octavos de final en la Libertadores.

Melo se llevó las manos a la entrepierna con un gesto reconocido y muy elocuente. Después manifestó que fue una reacción hacia un cierto sector que lo había llamado "mono". VIDEO:

Te podría interesar:   CHOQUE DE CAMPEONES: El rival de LDU en los octavos de Libertadores