COMPARTIR:

Fuente: MD

En la década de los 80 se estrenó una serie de dibujos animados que a la postre marcaría a varias generaciones. ‘Captain Tsubasa’ en su nombre original, más conocida por el público español como ‘Supercampeones: Oliver y Benji’ narra las aventuras de Oliver Atom, Benji Price, Mark Lenders y compañía, un grupo de niños japoneses que crecían con una ilusión: ser jugadores profesionales de fútbol.

Oliver, tutelado en lo que a la pelota se refería por Roberto Sedinho (un ex futbolista brasileño al que la bebida había alejado del balón), soñaba con abandonar algún día su Japón natal para marcharse a Brasil a formarse como futbolista. Y esta historia de ficción animada encontró su réplica en la vida real en la figura de Kazuyoshi Miura, ‘el Oliver de carne y hueso’ que este jueves, con 50 años, prolongó su vínculo con el Yokohama FC para seguir un curso más como futbolista con una edad en la que muchos de sus compañeros de profesión ya llevan más de una década retirados.

Tan solo 15 años tenía ‘Kazu’ cuando abandonó sus estudios y emprendió el viaje al país del orden y progreso para enrolarse en el Clube Atlético Juventus. Más tarde pasaría por el Santos, el Matsubara, el Clube de Regatas, el Esporte Clube XV de Novembro de Piracicaba, el Coritiba y de nuevo el Santos antes de regresar a Japón a las filas del Yomiuri (posteriormente denominado Verdy Kawasaki). Tenía entonces 23 años, ya no era un niño, y cuatro más tarde, en plena madurez futbolística, le llegó la gran oportunidad de dar el salto a Europa de la mano del Genoa italiano. De allí regresó al Verdy Kawasaki, más tarde viviría una segunda aventura en el viejo continente con el Dinamo de Zagreb croata, y posteriormente pasaría por el Kyoto Sanga y el Vissel Kobe en Japón y el Sydney en Australia antes de recalar en el Yokohama FC para hacer que tras trotar por todo el mundo, éste fuese el club de su vida. Cuando llegó al mismo ya había cumplido los 37, pero tenía cuerda para rato, y hoy, 13 años más tarde, por el momento no se plantea la retirada.

Tras Robert Carmona

A pesar de todo lo comentado, ‘King Kazu’ Miura no es el futbolista profesional más longevo. Ese récord lo ostenta el uruguayo Robert Carmona, que a sus 55 sigue formando parte del Audax Orione italiano. Pero la leyenda del charrúa no es tan grande como la de Kazu Miura, el niño que creció emulando a Oliver Atom para convertir su vida en un guión más propio de la ficción que del mundo real.