COMPARTIR:

Fuente: Diario AS

Tras la venta de Phillipe Coutinho al Barcelona, el Liverpool busca un recambio de garantías durante la ventana de traspasos actual, para no perder fuelle en la Premier League y seguir vivos en la Champions. Ya se ha gastado 78,8 millones de euros en el central holandés, Virgil Van Dijk, pero todavía tienen dinero más que de sobra para traer a un gran jugador. Barajan siete opciones principalmente según Liverpool Echo.

La primera es Naby Keita. Ya ficharon en verano al centrocampista ofensivo del Leipzig. Sin embargo, estarían interesados en adelantar su llegada, algo que a día de hoy parece poco probable, puesto que no podría jugar la Champions League.

El favorito es el francés del Mónaco, Thomas Lemar, al que también sigue el Arsenal desde hace tiempo. Otro jugador de banda, el estadounidense del Borussia Dortmund, Christian Pulisic, es uno de los pretendidos. Ambos jugadores de banda del tipo que le gustan a Jürgen Klopp, rápidos y con talento para el desborde.

Pero todos estos nombres tienen en común que no podrían disputar la Liga de Campeones y el Liverpool debe medirse al Oporto en octavos de final. El equipo de Anfield puede inscribir a tres futbolistas. Por supuesto, Van Dijk será uno de ellos y se espera que el otro sea Nathan Clyne, que se está recuperando de una larga lesión. De este modo podrían incluir a un último futbolista para reforzarse en la competición europea. Ahí es donde entran los otros nombres de la lista.

Riyad Mahrez (Leicester City) parece estar saliendo de la órbita del Liverpool, pero en Inglaterra les siguen relacionando. El resto de objetivos proceden de Alemania. La sensación de la Bundesliga, Leon Goretzka (Schalke 04), sería el preferido de esta lista. Juega en el centro del campo y es uno de los mejores futbolistas del campeonato alemán, pero hay mucha competencia para hacerse con él. Sin ir más lejos, ha sonado hasta hace poco para el Barça. Por último, interesan dos promesas del Bayer Leverkusen: el extremo derecho de 21 años, Julian Brandt y el centrocampista ofensivo de 18, Kai Havertz, una de las revelaciones del campeonato alemán.

Todavía tienen tiempo para buscar un sustituto, algo que seguro que empezaron a planear cuando empezaron a negociar por Coutinho. Falta ver si deciden darle prioridad a un futbolista que pueda jugar la Liga de Campeones o si piensan más a largo plazo y deciden traer a los principales pretendidos.