COMPARTIR:

Fuente: StudioFútbol

Jugó apenas 2 partidos en Italia 1990, pero se encargó de dejar su huella en la historia de la Copa del Mundo. El exfutbolista camerunés, Benjamin Massing, falleció este domingo a sus 55 años según informaron medios locales -se desconoce la causa de su muerte- y en el recuerdo queda su ‘curiosa’ actuación con la histórica Camerún que llegó hasta cuartos de final: brutal entrada sobre Caniggia y el penalti a Lineker en octavos.

Nacido en Edéa, Camerún, allá por 1962, Massing se ganó la fama de ser un jugador duro durante toda su carrera. En 1990, los amantes del fútbol presenciaron una de las entradas más duras (dicen que la más dura) de la historia de los Mundiales. Durante un Camerún-Argentina en el estadio Giuseppe Meazza (1-0), el central fue expulsado a los 88 minutos de juego tras una brutal entrada sobre Claudio Caniggia en la que llegó a perder incluso el zapato.

Por esa fea acción, Massing fue expulsado en el primer partido y se perdió los siguientes tres, pero regresó para jugar contra Inglaterra en los octavos de final, donde cometería un penalti sobre Gary Lineker.