COMPARTIR:

Fuente: MD

La celebración del título de Copa logrado por el Lillestrom noruego el pasado domingo sigue en medio de la polémica. El club escandinavo derrotó en la final al Sarpsborg por 3-2 y sumó su sexto título de copa de los últimos diez años, y tras festejarlo sobre el césped, realizó una rúa al día siguiente. Hasta ahí todo correcto.

La controversia llegó sobre el escenario en el que los jugadores ponían fin a la celebración junto a sus aficionados. Aleksander Melgalvis decidió realizar un ‘striptease’ en el que se desnudó completamente y se tapó únicamente con el trofeo ganado, de forma cilíndrica, por lo que introdujo sus genitales en el interior.

Las reacciones no se hicieron esperar y un miembro de la Federación Noruega de Fútbol (NFF), Yngve Haavik, declaró que “Ganar la Copa es un gran éxito y obviamente debe ser celebrado. Pero es muy posible hacerlo de una manera que tenga más respeto hacia el trofeo”.