COMPARTIR:
CAPTURA DE VIDEO DE YOUTUBE. CANAL DEL PERIODISTA DIEGO ARCOS.

Fuente: StudioFútbol

Ayer se dio a conocer que el Estadio Capwell ha sido sancionado por un partido debido a lo que redactó e informó la terna árbitral en el acta del partido anterior ante el Guayaquil City lo que le impediría ser local en su feudo ante el Delfín por la definición del Campeonato 2017.

Se conoce que Emelec apelará dicha resolución de la Comisión Disciplinaria de la Federación Ecuatoriana de Fútbol y si pasa o no el recurso eso se conocerá este viernes.

Ahora, en el caso que se mantenga esta situación, los azules deberán buscar otro escenario deportivo para una finalísima que puede ser de su misma Asociación Provincial (ASOGuayas) y lo que se viene a la mente es lo ocurrido en 1988 -y que ahora podría ser algo impensado- cuando disputó la final de ida ante el Deportivo Quito en el estadio Monumental del Barcelona, máximo rival del Emelec.

Esto fue un 19 de noviembre hace ya 29 años y Emelec goleó por tres a cero a los chullas con anotaciones de Rubén Beninca, Wilfrido “El Flaco” Verduga y Jesús Cárdenas. En la vuelta, Emelec sacó el empate a un gol del Olímpico Atahualpa y se coronó campeón.

Cabe recalcar que en el 2015 Emelec jugó su final de ida ante LDU en el Estadio Reales Tamarindos de Portoviejo, no por sanción alguna, sino porque el Capwell estaba en trabajos de remodelación y los ‘eléctricos’ prácticamente jugaron toda esa temporada como locales en Manabí.

MIRA EL VIDEO (CORTESÍA DIEGO ARCOS):