COMPARTIR:

Fuente: INFOBAE

Con la obligación de ganar para descontarle puntos al Barcelona en la cima de la Liga, el Real Madrid se presentó en el San Mamés para enfrentar al Athletic de Bilbao, un equipo que atraviesa un pésimo momento y busca escapar de los puestos del descenso.

A pesar de la diferencia jerárquica entre los intérpretes el resultado fue de 0-0, el que tuvo más trabajo en las primeras instancias del duelo fue Keylor Navas. El arquero de Costa Rica debió intervenir en tres ocasiones para evitar la caída de su equipo ante los intentos de Iñaki Williams, Aduriz y Susaeta.

En el complemento no varió la fórmula y la escasez de ideas del combinado capitalino le cedió el protagonismo al dueño de casa. El emotivo cierre del espectáculo entregó a un Real Madrid resignado contra las cuerdas, conformándose con la repartición de puntos además de la expulsión de Sergio Ramos al minuto 86.

A pesar de evitar la derrota, los de Zizou no lograron descontarle unidades al puntero del certamen que igualó con Celta de Vigo en el Camp Nou.