COMPARTIR:

Fuente: MARCA

Las paredes del estadio Centenario del club Quilmes en Argentina aparecieron anoche pintadas con varias frases amenazantes sobre los jugadores de la primera plantilla.

Los "cerveceros" luchan por no caer a Segunda y si la Liga acabaría hoy jugaría un partido desempate ante Arsenal para determinar el cuarto equipo que baje.

"Balas para todos" o "Ganar o morir", fue el mensaje que utilizaron los "barrabravas" del equipo del sur del Gran Buenos Aires para amedrantar a sus jugadores con el fin de sacar un resultado positivo de cara al choque que mañana jugarán ante Talleres en su estadio.

Te podría interesar:   TREMENDO: PSG pediría 300 millones por Neymar

Pero el problema del equipo no es sólo deportivo, ya que la plantilla atraviesa por graves problemas económicos y no están al día en los pagos por lo que todo parece estar en contra para los jugadores.