COMPARTIR:

Fuente: Mundo Deportivo

El árbitro Viktor Kassai perdonó hasta en dos ocasiones la expulsión a Casemiro. El mediocentro defensivo del Real Madrid vio la primera amarilla en el minuto 40 por una falta sobre Arturo Vidal. En el segundo tiempo, el futbolista blanco siguió con la misma intensidad y debió ser expulsado en el minuto 50, al derribar a Robben dentro del área. Sin embargo salió impune de la jugada del penalti que supuso el 1-1.

A falta de 10 minutos para el final, Kassai volvió a perdonar la expulsión a un Casemiro, que llegó tarde y barrió a Robben en la banda. Grave error del colegiado húngaro, que posteriormente sí expulsó a Arturo Vidal por una falta inexistente