COMPARTIR:

Fuente: MD

Los tres jugadores del Barça que actuaron esta madrugada en el Brasil-Uruguay (Neymar, Daniel Alves y Luis Suárez) fueron amonestados con tarjeta amarilla por el árbitro argentino Néstor Pitana.

El más perjudicado por la cartulina fue Neymar, que ya había visto una amarilla en esta ronda de sudamericana de clasificación para el Mundial de Rusia ante Perú y deberá cumplir sanción en el próximo partido, que la selección brasileña jugará en el estadio Defensores del Chaco de Asunción ante Paraguay, un rival directo ahora mismo en la lucha para las cuatro plazas que dan el billete para el Mundial. La parte positiva en clave barcelonista es que ya descansa de cara al Clásico del sábado 2 de abril ante el Real Madrid en el Camp Nou al igual que Claudio Bravo, que vio una amarilla también en el minuto 90 del Chile- Argentina y no actuará el martes con su selección.

Neymar vio la amarilla por una dura entrada que le hizo en el centro del campo en el minuto 62 al uruguayo Álvaro González. Al finalizar el partido, Neymar se fue a reclamar al árbitro airadamente, siendo separado y llevado al túnel de vestuarios por su amigo Luis Suárez.

El número 10 de la ‘seleçao’ acumula ya 14 tarjetas amarillas en los 70 partidos que ha disputado con su selección.

Por su parte, Luis Suárez fue el primero de los tres jugadores del Barça en ser amonestado en Recife. concretamente, en el minuto 55, poco después de que hubiera logrado el empate, Suárez entró a Fernandinho, pisándole el pie, con lo que fue amonestado.

Ya Daniel Alves recibió la amonestación en el minuto 75, tras una falta a Álvaro Pereira.

Con la amarilla que vieron Suárez y Alves, los dos quedan a una tarjeta de la suspensión, con lo que si son amonestados el martes en los partidos contra Perú y Paraguay respectivamente, serían baja en la próxima jornada de eliminatorias, prevista para el 1 de septiembre.

David Luiz, también suspendido
Además de Neymar, Brasil tampoco podrá contar con el central David Luiz en Paraguay, al ver el defensa del PSG su segunda amarilla.