Inter Miami debió viajar hasta Cincinnati para defender la punta del campeonato en la MLS, dado a que llegaba con dos unidades de ventaja sobre el conjunto comandado por Pat Noonan que tiene a los argentinos Luciano Acosta, Yamil Asad y Luca Orellano.

Sin la presencia de Lionel Messi, quien está afrontando la Copa América con la Selección Argentina, los dirigidos por Gerardo Martino protagonizaron un verdadero papelón: perdieron por 6-1 en condición de visitante y, como si fuese poco, terminaron con 10 futbolistas por la expulsión de Sergio Busquets, quien vio la doble amonestación cuando el reloj alcanzaba los 16 minutos del complemento. Cabe destacar que Acosta y Asad se anotaron en el marcador.

A raíz de este resultado, las Garzas quedaron a un punto de distancia de Cincinnati, que tiene pendiente la disputa de dos partidos en la actual edición de la MLS y que, de ganarlos, podría estirar la ventaja por sobre el equipo de Messi, que lo extraña muchísimo. Incluso, para ponerse al día con el calendario, Inter Miami también adeuda un juego.

Leonardo Campana se desenvolvió como estelar en Inter Miami, pero poco pudo hacer ante un dominio demoledor de sus rivales.

En la próxima jornada, que se disputará el sábado 13 de julio, Cincinnati deberá recibir a Charlotte FC; mientras que Inter Miami recién jugará el miércoles 17 del mismo mes, y recibirá a Toronto FC, el equipo del italiano Lorenzo Insigne.