Virgil Van Dijk, central del Liverpool, estará más de un mes de baja, después de lesionarse en los isquiotibiales en el último partido liguero de los ‘Reds’.

El central holandés se tuvo que retirar al descanso de la derrota por 3-1 contra el Brentford y, aunque en un principio parecía que la lesión no era de gravedad, las posteriores pruebas han determinado que estará varias semanas de baja.

“Ha sido una sorpresa y contratiempo importante. El diagnóstico ha sido malo. Va a estar fuera más de un mes, pero espero que pueda recortar plazos. Es duro, pero Virgil ha jugado muchos partidos en los últimos años”, dijo Jürgen Klopp este viernes en rueda de prensa.

Con este diagnóstico, Van Dijk se perderá, como mínimo, un partido de la FA Cup y tres de Premier League. La incertidumbre es si el central holandés llegará a tiempo para medirse al Real Madrid en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones el próximo 21 de febrero.

TEXTO TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO