Mientras todos están enfocados en el Mundial de Qatar 2022, en Rusia siguen disfrutando del fútbol local. Este domingo, se disputaron varios partidos de la Copa de Rusia y hubo uno que se llevó todos los flashes por graves incidentes en los protagonistas. Una brutal pelea, con patadas, piñas y varios expulsados mancharon un partido importante.

El Zenit de San Peterbursgo se enfrentó al Spartak de Moscú es uno de los duelos destacados del país. Justo en el cierre del encuentro se armó de lo lindo entre los futbolistas y entrenadores y todo terminó de la peor manera.

¿Cómo comenzó todo? Por un cruce entre Wilmar Barrios y Quincy Promes que terminó en una batalla campal. El árbitro intentó frenar todo, pero era tarde para impedir el comienzo de un enfrentamiento masivo, que terminó con ¡seis expulsados!

Al final, tres jugadores por lado terminaron viendo la roja: Wilmar, y los brasileños Rodrigo y Malcolm en el Zenit, y Nicholson, Selikhov y Sobolev en el Spartak. El partido finalizó 0-0 y el Zenit se lo llevó 4-2 desde los penales.

TOMADO DE DIARIO OLÉ