Soccer Football - Champions League - Group C - FC Barcelona v Viktoria Plzen - Camp Nou, Barcelona, Spain - September 7, 2022 FC Barcelona's Robert Lewandowski celebrates scoring their fourth goal to complete his hat-trick REUTERS/Pablo Morano

En una entrevista concedida a L’Équipe tras recibir la semana pasada el Trofeo Gerd Müller, que distinguió al máximo goleador de la temporada anterior, en la gala del Balón de Oro, Robert Lewandowski no escondió su felicidad por haber fichado el pasado verano por el Barça: “Estoy muy feliz de estar en un club increíble y con un equipo increíble. La gente cree en mí y experimento hermosas emociones. Estoy seguro de que estoy en el lugar correcto en el momento correcto”.

El delantero polaco también aseguró que los goleadores son “diferentes” y explicó algunos detalles sobre su relación con el gol: “No sólo hay momentos fáciles y es ahí cuando hay que saber hacer algo único e instintivo. Es tener ojos en la nuca. Diría que mi instinto siempre está alerta. Estoy siempre hambriento. Puedes haber marcado, haber hecho un gran partido y hay que bajar la tensión, pero siempre hay un después y no puedo demorarme demasiado. Cuando era pequeño, marcaba mucho y nunca estaba satisfecho”.

En este sentido, Lewandowski añadió: “Instinto, personalidad, naturaleza humana, todo junto hace que el jugador que eres. Yo nunca tengo miedo. No soy perfecto, pero el miedo te atenaza y lo evito, sólo la idea de tenerlo es un mal comienzo”. Y también señaló que “no es un superpoder, no creo que puedas nacer con él, puedes tener un talento natural, algo que te haga diferente, sí, pero el instinto nunca se adquiere. También visualizo cosas anticipadamente, lo que condiciona mi cerebro para que funcione y me permite tener un pequeño paso adelante y mejora mi tiempo de reacción”.

Otro tema que trató Lewandowski es el de la salud mental: “Las emociones negativas pueden detenerte en seco. Tengo que hacer un verdadero trabajo mental para que, pase lo que pase, sea capaz de hacer lo que tengo que hacer. No soy ni una máquina ni un animal sino un ser humano con toda su complejidad, tengo días malos y mis problemas, y tendemos a olvidarlo”.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO