Xavi Hernández ha admitido, en la previa del partido ante el Bayern correspondiente a la quinta jornada de la fase de grupos de la Champions League, que “la esperanza es lo último que se pierde” pero que las opciones de pasar a los octavos de final “son mínimas”. El técnico reconoce su frustración por un torneo que ha calificado de “cruel”. “Siempre soy positivo, pero cuando ya no dependes de ti, no eres tan positivo. Es lógico, es humano”, ha admitido.

La plantilla variará la rutina esta vez. Concentración dos horas antes “para ver juntos el partido en el vestuario”. Hay motivos para creer, apara sujetarse a lo poco que se tiene. “Hay una pequeña esperanza pero no dependemos de nosotros. La cuestión es, cómo se afronta: “Tenemos que mantener la mentalidad. La sensación de confianza es buena y si no nos clasificamos para octavos tenemos que seguir. Independientemente de lo que pase en Milán tenemos que demostrar que podemos competir”.

El Barça perdió ante el Bayern en Múnich después de realizar un encuentro aceptable y con ocasiones. Ganar a los alemanes le dejará una sensación de impotencia. “Sí, de hecho ya la tengo, cuando acabó el partido de Múnich creía que merecíamos más, igual que el partido ante el Inter aquí”

Xavi tiene claro que habrá que ayudar a Lewandowski a marcar por que se trata de “un partido de revancha, es un partido para él, que no marcó y para el equipo”. El técnico de Terrassa reconoció que “estamos motivados para mañana, para demostrar que podemos competirles. Estuvimos muy bien en el juego en Múnich y ahora hay que demostrar el juego y el resultado. Será un partido intenso por las dos partes. Hay que igualarles en el juego”.

Xavi ha insistido en que “no estamos para hacer pruebas, estamos para ganar partidos y competiciones. Creo mucho en Busi, en Frenkie… y los iré utilizando en función de cómo vayan los partidos. Para mí, Busquets sigue siendo muy importante”. De todas formas, nada de lo que pueda suceder entre Inter y Viktoria Plzen le hará variar de planes. “No cambiará nada, tengo ya el once decidido desde ayer, pendiente de alguna molestia”.

Ante los alemanes, será un Barça diferente, que ha experimentado un cambio en los dos últimos partidos ante el Villarreal y el Athletic. “El equipo tiene personalidad, carácter. No estuvimos a nuestro mejor nivel y el equipo ha reaccionado muy bien. Es un grupo ganador y ha querido demostrar que puede ganar, pero esto sigue y hay que demostrarlo cada partido”.

Xavi, que llegó a bromear sobre un hipotético mensaje al Viktoria Plzen, sólo piensa en un triunfo porque “tenemos un ‘9’ extraordinario, que a veces baja y hace de falso ‘9’. Depende del contrario y la manera de atacar ese contrario, pero tener un ‘9’ de referencia es importante”.

Lo que falló en el equipo es que  “no hemos estado al nivel en muchas ocasiones en partidos de Champions, en otras sí, como en Múnich. Lo hemos tenido en nuestras manos y ahora no dependemos de nosotros, son errores nuestros”.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO