Este martes, la Selección Mexicana perdió por 3 a 2 contra Colombia, a pesar de haber comenzado 2 a 0 arriba en el marcador. Por eso, Gerardo Martino se fue abucheado, pero no sólo eso, sino que lo agredieron: le arrojaron vasos con cerveza. A pesar de esa situación, el Tata habló en conferencia de prensa y analizó el juego de su equipo.

Tata Martino, agredido por la afición mexicana

Una nueva desilusión se llevaron los fanáticos del Tri. Es que a los seis minutos, Alexis Vega puso el 1 a 0 y, a los 29, Gerardo Arteaga amplió el marcador para que México se fuera al descanso 2 a 0 arriba de Colombia.

Pero en el complemento, todo cambió. Luis Sinisterra -con un doblete- y Wilmar Barrios dieron vuelta el resultado para que los de Néstor Lorenzo se quedaran con el triunfo por 3 a 2.

Por eso, la afición mexicana abucheó a Gerardo Martino, pero no sólo eso, sino que cuando el entrenador se retiraba le arrojaron vasos con cervezas.

Qué dijo Martino de México 2-3 Colombia

En la conferencia de prensa post derrota, el Tata reconoció que ocurrió algo para analizar en el comienzo del segundo tiempo. “Lo primero con lo que me quedo, más allá de que perdimos un partido, es que íbamos ganando 2-0 en un buen primer tiempo y también me quedo con los último 15 minutos, lo que no me gustaría pensar es en los primeros 10 minutos del segundo tiempo en los que Colombia se enfila a ganarnos”, afirmó.

Y agregó: “Fue un momento que el rival se impone y no siempre que se impone te hacen dos goles en seis minutos, pero también me quedo con la parte final que con la entrada de algunos chicos recuperamos y tuvimos la valentía de buscar el empate”.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO