Jules Koundé afronta con gran optimismo su debut con el FC Barcelona en la Champions League, una competición en la que tiene depositadas muchas ilusiones. “El equipo está muy ilusionado por esta competición preciosa, que todo el mundo quiere jugarla y ganarla. Estamos en una buena dinámica y tenemos que empezar de la mejor manera para ganar este primer partido, hay que tomárselo muy en serio”, recomendó. “Yo quiero ganarlo todo, cada competición. Con títulos estaré contento. Personalmente quiero seguir progresando”, resaltó.

El ex sevillista insistió en subrayar la magia de la Champions. “Esa una competición que cuando estás en el Barça estás para ganar. El grupo tiene un margen de progresión importante porque hay muchas incorporaciones. Es el principio de temporada y hay muchas cosas a mejorar, pero la plantilla es amplia y de mucha calidad, por lo que vamos a ir con la sana intención de competir por esta Champions”.

La voluntad es recuperar el respeto del fútbol continental.

“Es un grupo muy difícil, con equipos muy buenos, pero personalmente estoy muy ilusionado, porque juego al fútbol para disfrutar de los partidos grandes. Tenemos una plantilla de mucho talento y creo que nosotros también tenemos mucho peligro. Los rivales también deben preocuparse y tomarnos en serio. Confiamos mucho en lo que debemos hacer. Tenemos mucha confianza en pasar”, reiteró.

Sobre su posición de lateral, admitió que prefiere ser central, aunque se puso a las órdenes del técnico. “Me encuentro bien, seguro que aún hay aspectos por aprender y mejorar pero estoy muy cómodo con el estilo que quiere el mister. Mi posición es central y lo prefiero, pero si el mister me pone así no me incomoda. Voy a intentar hacer lo máximo para cumplir”, dijo.

En el Sevilla se ganó el apodo de Cafú. “Fue gracioso, porque con el Sevilla tenía mucha libertad para subir al ataque porque Fernando se quedaba en mi sitio. No dudaba para atacar por la derecha. Diego y Fernando me llamaron Cafú”, recordó.

La espera para su inscripción no le inquietó especialmente.

“Lo tomé con tranquilidad, tenía plena confianza en el club, sabía que iban a inscribirme. Como estaba fuera de mi mano, me concentré en entrenar bien y prepararme para cuando jugara”, señaló.

Respecto a lo que le pide Xavi, Koundé admitió que “me pide algunos conceptos distintos a los de Sevilla pero mi esencia es la misma: incorporarme cuando hay espacio, cuando juegue de central cada vez que pueda dividir para aportar superioridad, liderar al equipo desde atrás, no tener miedo a salir a la presión, jugar alto…”.

“No me ha sorprendido la calidad de esta plantilla,. Hay mucho talento en cada línea y con las nuevas incorporaciones tenemos dos o tres jugadores de mucho nivel por posición. El equipo es muy competitivo”, insistió.

Su elección por el Barça fue clara. “El Barça es uno de los más grandes y eso genera ilusión. Igualmente, en sus circunstancias económicas, sigue siendo un club que genera mucha ilusión. hablar con el mister fue importante, me gustó. Fue una decisión fácil venir aquí”, comentó.

La competencia en la defensa es dura. “Piqué es una persona muy competitiva. A lo largo de la temporada seguro que va a jugar. Tiene mucha importancia en el vestuario. Su experiencia habla de su importancia. Nos ayuda y da consejos”, señaló.

En cuanto a Araujo y Eric García dijo que “no me ha sorprendido su nivel, veo mucho fútbol y los conocía. Hablamos mucho porque jugamos en la misma posición y es bueno tener esa competencia”, confesó.

Un gol en cuatro partidos oficiales es el camino a seguir. “Es trabajo de todos, no sólo de la defensa y del portero. Es clave para solo haber encajado un gol. Todo el mundo se activa cuando perdemos la pelota. Si seguimos así vamos a conseguir muchos puntos porque defender bien y no encajar goles es clave para una temporada de mucho éxito”, concluyó.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO