Cristiano Ronaldo ha recibido una “advertencia condicional” por parte de la policía británica a resultas del incidente que protagonizó el pasado mes de abril. El portugués lanzó al suelo el móvil de un joven aficionado del Everton, que pretendía grabar imágenes del crack al término del encuentro entre el equipo de Liverpool y el ManUnited, saldado con victoria del Everton.

La advertencia se aplica a personas sin antecedentes que provocan delitos menores. Esta pasa por la admisión de la falta por parte de su protagonista, lo que reduce el proceso legal y evita el juicio.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO