El vestuario del Manchester United es una bomba de tiempo. Así lo informa Manchester Evening News (MEN), que ha sacado a la luz una gran discusión entre los jugadores del primer equipo el pasado jueves en el vestuario de Carrington, el centro de entrenamientos de los Red Devils.

Pero después de la goleada del Brentford por 4-0, que ha significado el peor arranque del United en los últimos 30 años, la tensión en el equipo sigue por las nubes. Más aún, con la decisión de Erik ten Hag de mantener a Maguire con el brazalete de capitán.

Una decisión que no ha contado con el apoyo de sus compañeros, y más especialmente de los jugadores con de alto perfil del United, que se mantienen escépticos con el liderazgo de Maguire. Esto según la web del diario Manchester Evening News, que asegura también que la ‘novela Cristiano’ ha contribuido más bien poco a calmar las aguas.

Y en la misma línea apunta The Athletic, que explica que Cristiano se ha visto obligado a comer solo porque sus intentos de salir del United han frustrado a sus compañeros. En esas circunstancias, los gestos del portugués durante los entrenamientos y los partidos tampoco habrían sido de gran ayuda.