Memphis Depay, delantero de 28 años, ya sabe que los minutos en el FC Barcelona 2022-23 serán muy caros. El internacional de Países Bajos, que lleva una temporada en el club azulgrana tras llegar libre en 2021 del Olympique de Lyon, está feliz en el Camp Nou, pero entiende tras hablar con Xavi Hernández que quizás lo más sensato sea buscar una salida.

El cuerpo técnico no le ha colocado el cartel de transferible como hizo con Martin Braithwaite, pero le dejó claro que si se queda partirá como séptimo delantero de la plantilla. Tiene por delante a Lewandowski, Aubameyang, Dembélé, Raphinha, Ansu Fati y Ferran Torres. Memphis contempla marcharse, pero con sus condiciones, no con las del club.

Aunque el Barça ha tasado en Memphis en 20 millones de euros, el delantero ya ha comunicado al club que su primera condición es irse libre. Basa su argumento en el hecho de que él llegó gratis hace un año tras esperar al Barça sin renovar con el Lyon y rechazando otras ofertas. Y recuerda que en 2023, dentro de un año, también se iría gratis al acabar contrato. Así podrá cobrar una primera de fichaje similar en su club de destino similar a la que recibió en el Barça. Además, los clubs con los que sus agentes han comenzado a contactar están interesados siempre que llegue a coste cero.

El jugador no se fija un límite a corto plazo. Partiendo de que es feliz en el Barça, no le importaría esperar al límite del cierre del mercado y esperar acontecimientos, pero el club tiene un ‘deadline’ diferente por la situación excepcional económica.

El Barça entiende que no puede pedir un traspaso pero busca una fórmula que satisfaga a las dos partes porque ha ayudado a Memphis a revalorizarse al vestir la camiseta azulgrana.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO

Comunicación - Editor y redactor de Studio Fútbol