Miller Salazar, presidente del Macará, denunció en Radio La Red ciertos inconvenientes económicos que habrían tenido con el Delfín SC debido a que ellos compartían los derechos deportivos de Janner Corozo, jugador que fue vendido al Grupo Pachuca.

“Delfín nos debe 350.000 dólares. Ese porcentaje nos pertenece de la venta de Janner Corozo. Tenemos pruebas y audios de lo que hace Delfín. Respeto mucho a ese club pero no a las artimañas de su presidente. Me hago responsable de todas mis declaraciones” inició Salazar.

Recordemos que ambos clubes manejaban una cláusula de rescisión del jugador tasada en 700 mil dólares y ambos tenían un cincuenta por ciento.

El dirigente afirmó que en el club manabita reportaban cifras anómalas: “En Delfín decían que Janner ganaba $2500 cuando el sueldo era de $7500. Tenemos audios y pruebas contundentes pero estas cosas ya no pueden seguir pasando en nuestro fútbol”.

“Somos gente de bien y alertamos a todos los demás que no hagan negocios con Delfín por cómo se han sabido manejar”, manifestó Salazar de manera contundente.

Macará y Delfín se medirán el próximo lunes 25 de julio en el Estadio Bellavista por la LigaPro Betcris y Salazar afirmó que esperará a la dirigencia ‘cetácea’.