Oficialmente, Ousmane Dembélé ha dejado de ser jugador del FC Barcelona esta medianoche una vez expirado el contrato que firmó el 28 de agosto de 2017, el único rubricado como azulgrana, tras llegar del Borussia Dortmund por 105 millones de euros fijos y 40 en variables de los que se han pagado casi todos. Sin embargo, no hay todavía una resolución clara sobre cuál será el futuro y la decisión final del extremo francés (25 años), ahora agente libre. Todo está abierto todavía, incluso que siga vistiendo la camiseta barcelonista. Para este jueves se esperaba una respuesta del delantero a la propuesta que hasta ahora ha tenido por parte del Barça y reiterada en la reunión que Moussa Sissoko, agente del futbolista, mantuvo el lunes en la Ciutat Esportiva con Mateu Alemany y Jordi Cruyff.

Personas cercanas a Dembélé apuntaban que, en caso de que siga la propuesta anterior, el agente del jugador haría una notificación de que no le interesaba. Ese input ya le ha ido llegando al Barça, por lo que Ousmane no pierde la esperanza de que haya un último movimiento azulgrana con alguna modificación en la propuesta. Según ha podido saber MD, desde el Barça, que no se ha movido, se señala que no hay novedades pero tampoco se descarta que el ‘caso Dembélé’ no haya acabado y que pueda haber más recorrido. Eso sí, tampoco es que el club se haya marcado un plazo muy corto para decidir al respecto.

Desvincularse de forma oficial del FC Barcelona no quiere decir, por tanto, que no se pudiera reactivar el interés en pleno mes de julio si Dembélé no elige un destino y en el Camp Nou no encuentran un sustituto para la demarcación de extremo. Raphinha es la opción que más gusta a Xavi Hernández, que antes aboga por la continuidad de Dembélé, pero el Leeds United pide un dineral y se habla en Inglaterra de que tiene ya un acuerdo con el Chelsea por unos 69 millones de euros.

Sin haber alcanzado un acuerdo para ampliar la relación contractual entre el Barça y el ya agente libre Dembélé, este conoce el interés de otros clubs como Chelsea Paris Saint-Germain en hacerse con sus servicios pero es evidente que no ha ido más allá con ningún club desde que en enero pudo negociar legalmente a falta de seis meses para vencer su contrato.

La situación de Ousmane, autor de 28 goles en los 150 partidos con el Barça y campeón de dos Ligas (2017-18, 2018-19), dos Copas (2017-18, 2020-21) y una Supercopa de España (2018), guarda cierta similitud con la de Messi hace un año. Leo quedó libre el 1 de julio de 2021 pero nadie dio por cerrada su etapa en el Barça hasta que todo se rompió el 5 de agosto. Cuatro días después ya estaba en París. Por eso, el club no hizo despedida oficial y el típico mensaje de ‘Muchas gracias y suerte’ para Dembélé.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO

Comunicación - Editor y redactor de Studio Fútbol