Es cuestión de horas que Romelu Lukaku sea nuevamente jugador del Inter de Milán. Solo un año después de su llegada a bombo y plantillo al Chelsea, el futbolista belga tiene apalabrada su cesión al club milanés, de donde se fue para pasar un año aciago en Stamford Bridge.

Giuseppe Marotta, CEO del Inter, confirmó que esperan al jugador este martes. Será pues el miércoles cuando Lukaku pase la pertinente revisión médica antes de completar su fichaje.

“Probablemente llegue esta noche”, indicó Marotta a los medios de comunicación este martes cuando salía del Consejo Federal de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC). Así, el belga volverá al Giuseppe Meazza en calidad de cedido por el Chelsea.

El futbolista andaba como loco por retornar a Milán, donde recuperó su mejor nivel tras su paso por el Manchester United. En el Chelsea nunca se ha sentido cómodo, motivo por el que ha decidido cambiar Londres por la capital lombarda.

El Chelsea pagó hace un año 115 millones de euros por el delantero, que ahora vuelve tras sus pasos con un préstamo por 8 millones más variables. Lukaku incluso se ha rebajado la ficha a la mitad para regresar al Inter, donde sí se siente feliz.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO

Comunicación - Editor y redactor de Studio Fútbol