Novak Djokovic se fue a entrenar poco después de que el juez Anthony Kelly, del Tribunal del Circuito Federal de Melbourne, sentenciase su libertad, la recuperación del pasaporte y visado de entrada en Australia.

El tenista serbio, nueve veces campeón del Open de Australia, decidió entrenar horas más tarde de su liberación, entrada la noche en Melbourne. Así lo hizo saber con una instantánea rodeado por su equipo técnico en el Rod Laver Arena de Melbourne Park.

Junto a ‘Nole’, 34 años, su entrenador Goran Ivanisevic, el fisio Ulises Badio y el preparador físico Marco Panichi.

En su tuit, el número uno mundial señala que “estoy complacido y agradecido de que el juez revocara la cancelación de mi visa. A pesar de todo lo que ha pasado, quiero quedarme e intentar competir en el @AustralianOpen. Sigo concentrado en eso. Volé aquí para jugar en uno de los eventos más importantes que tenemos frente a los increíbles aficionados”.

Y subraya a continuación que “por ahora no puedo decir más, pero GRACIAS a todos por estar conmigo a través de todo esto y animarme a mantenerme fuerte”.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO