Pablo Marini, DT de Liga Deportiva Universitaria de Quito, conversó con la prensa después del empate contra Deportivo Cuenca (3-3) en el estadio Rodrigo Paz Delgado.

«No ganar nos deja un sabor amargo. Nos faltó fuerza para llevarnos el triunfo. Fue un golpe duro el penal que nos pitaron. Se cometió un error y hay que aprender de eso. La falta de experiencia nos llevó a este resultado final. No era el resultado que esperábamos», indicó.

Y pensando en el Ídolo para el lunes de la próxima semana, Marini sentenció: «Vamos a seguir y estamos con la convicción de ganarle a Barcelona SC en el próximo partido».