Ansu Fati (18 años) tendrá que pasar finalmente por el quirófano con la intención de solucionar ya, de una ver por todas, los problemas que le está generando la rotura del menisco interno de su rodilla izquierda que sufrió el pasado mes de noviembre y que ya le obligaron a ser intervenido anteriormente por el doctor Ramon Cugat.

La operación está planificada para el próximo jueves y la realizará el médico de la selección portuguesa, que fue uno de los que le revisaron en las últimas semanas junto a otros doctores de prestigio. Se trata del Dr. Antonio Maestro, que reside en Gijón, y del Dr. Bertrand Sonnery-Cottet, un especialista de rodilla radicado en Lyon. Precisamente allí acudió Ansu junto a su padre en marzo para conocer su opinión.

Estos tres doctores han estado en permanente contacto en las últimas semanas, marcando un plan para que Ansu pusiese a prueba su rodilla lesionada con diferentes cargas de trabajo y subiendo la intensidad en los últimos días.

El plazo fijado para tomar una decisión acabó el pasado domingo y ayer se tomó la decisión de que lo mejor es volver a operarse porque la articulación no acaba de recuperarse. La intención es acabar ya con los problemas de menisco de Ansu. Una de las opciones plausibles es una meniscectomía o extirpación parcial del menisco. Lo que se espera es que tras esta operación el tiempo de baja del delantero azulgrana sea de unos dos meses y que pueda comenzar ya a tope la próxima temporada.

TOMADO DE MUNDO DEPORTIVO