El Manchester United ha dado un paso de gigante para meterse en la final de la UEFA Europa League. El cuadro de Solskjaer ha tenido que sudar para imponerse a una combativa Roma por 6-2, que llegó a ponerse por delante en el marcador.

El cuadro romano remontó la diana inicial de Bruno Fernandes con los tantos de Pellegrini, de penalti y Dzeko. Sin embargo, lejos de hundirse, el cuadro inglés desató la tormenta perfecta. Un doblete de Cavani, otra diana del mediocampista, otra diana de Greenwood y un gol de Pogba le dieron una cómoda ventaja para el partido de vuelta al United, que se confirma de nuevo como uno de los grandes favoritos al título.

TOMADO DE GOAL